Ven expertos un repunte económico

El crecimiento de las exportaciones manufactureras, una mayor importación de bienes de consumo, la tendencia decreciente de la inflación y una leve recuperación del ingreso de remesas son señales de que la economía mexicana ha comenzado a repuntar, coincidieron especialistas.

Además, es de esperarse que algunos factores que limitaron el crecimiento económico durante 2013, como la crisis de la industria de la construcción y el subejercicio del gasto de Gobierno, disminuyan o desaparezcan para el próximo año.

“En 2013 hemos sufrido una crisis en el mercado inmobiliario, con los cambios de regulación, con el impacto que ciertos eventos en compañías como Geo, Urbi y Homex han tenido en el mercado en general, y esas tendrían que aliviarse el año que viene”, indicó Pablo Goldberg, jefe de investigación para mercados emergentes de HSBC.

El analista consideró que, si bien en el corto plazo el efecto de la expansión fiscal es negativo, en el mediano significará una mayor capacidad de gasto gubernamental, herramienta que la nueva administración ha estado aprendiendo a aprovechar y utilizará con más experiencia en 2014.

La economía mexicana tampoco será afectada gravemente por el gradual endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos, que algunos esperan para la primer mitad del año con un incremento de la volatilidad en los mercados financieros.

De moderarse el programa de Expansión Cuantitativa (Quantitative Easing) de la Reserva Federal se puede esperar una salida de capital extranjero en el país, pero esta circunstancia sería compensada por la mejora en la economía estadounidense que debe acompañar a tal decisión del Banco Central.

“Recordemos que cualquier salida de la Expansión Cuantitativa tiene como condición necesaria una mejora en los niveles de actividad de Estados Unidos”, sugiere Goldberg. “México, comparado con otras economías emergentes, se encuentra en una situación privilegiada porque es la economía que más se puede favorecer con el incremento de la demanda de Estados Unidos”, opinó
BM: México se queda estancado

México se ha quedado estancado en un modelo comercial basado en la maquila de exportación a EU.

A casi 20 años del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el país no ha avanzado a un modelo más sofisticado.

El paso siguiente era un centro logístico, un hub, donde se importe y se reexporte hacia otras regiones, mercancía que no se produce localmente, sino que llega a esa área proveniente de su sitio de origen y tiene la intención de destinarse hacia un tercer destino.

El país, según analistas, tiene todas las características para convertirse en hub logístico para tránsito de mercancías hacia América del Norte y del Sur, pero los costos, trámites e infraestructura arruinan el potencial.

Según el Banco Mundial, el costo del país para exportar un contenedor es de mil 450 dólares y tarda 11 días en realizarse la operación, mientras que se requieren 4 documentos para el trámite.

Para importar el costo es de mil 740 dólares y el tiempo y los trámites son idénticos.

En Panamá, por el contrario, el costo por contenedor en exportación es de 460 dólares, tarda 6 días para realizar el envío y se necesitan 3 documentos para el trámite.

 

El Siglo de Torreon