GISSA ‘acelera’ en sector automotriz

El conglomerado Grupo Industrial Saltillo (GISSA) invertirá, junto con la empresa Kelsey Hayes Company, 110 millones de dólares en la apertura de una nueva compañía dedicada a la fundición de hierro para fabricar partes de los sistemas de freno.

En entrevista, Saúl Castañeda de Hoyos, gerente de Análisis y Planeación de GISSA, expresó que esto les permite entrar al negocio de acabado de piezas, en el cual no tenían participación.

“Esta inversión obedece a la demanda de autopartes que sigue vigorosa y estimamos siga creciendo debido a que las grandes armadoras han anunciado planeas de expansión en México”, expresó el ejecutivo. Kelsey Hayes Company, subsidiaria de TRW Automotive Holdings Corp (TRW), también es cliente de su división de autopartes desde hace ocho años. La participación accionaria de GISSA en la nueva compañía será de 70 por ciento y el restante 30 por ciento será aportado por TRW.

La capacidad instalada anual de esta recién formada empresa será de aproximadamente 52 mil toneladas anuales de fundición de partes de hierro nodular, usadas en sistemas de frenos.

El arranque de la operación de fundición y maquinado en la nueva compañía está previsto para el tercer trimestre del 2015.

 

El Financiero