Empresas que operan en México reducirán empleos

Las plantillas laborales de las empresas que operan en México se reducirán como consecuencia de la disminución de la deducibilidad en los gastos de previsión social que se aprobaron en la reforma fiscal, así como por el aumento de costos que generarán las nuevas obligaciones impuestas.

Pedro Borda Hartmann, director de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (AMEDIRH), explicó que el costo actual de un empleado con un sueldo mensual de ocho mil pesos para una firma que otorga fondo de ahorro y despensa, es de 14 mil 285 pesos, incluyendo los costos de la seguridad social, vivienda y otros.

“Con la propuesta de reforma fiscal, este mismo salario y prestaciones tendrán un costo para la empresa de 15 mil 311, es decir, siete por ciento adicional sin considerar un peso de aumento salarial para el siguiente año”.

El incremento del costo laboral se deriva de que la reducción de la deducibilidad de las prestaciones sociales adicionales al salario como seguros de gastos médicos, vales de despensa y gasolina, cajas y fondos de ahorro, gratificaciones anuales, horas extra, primas vacacionales y utilidades que otorgan las empresas a sus trabajadores pasará de ciento por ciento a sólo 53 por ciento.

“Algunas empresas reducirán sus prestaciones debido a que su costo será mayor a partir del 1 de enero de 2014, pero algunas más reducirán personal para poder mantener los beneficios a sus trabajadores”.

Aunado al impacto de la reducción de las deducciones, se suma que a partir de 2014 el sector empresarial también tendrá una nueva obligación que le implica mayores costos, pues cada uno de los recibos de nómina de los trabajadores deberá ser timbrado con un Proveedor Autorizado de Certificaciones (PAC), cumpliendo los mismos requisitos que un comprobante fiscal digital por internet.

 

Dinero En Imagen