Cuatro estados buscan atraer planta de BMW

Guanajuato compite en contra de Querétaro, San Luis Potosí e Hidalgo, para ser sede de la armadora alemana BMW. Funcionarios de primer nivel confirmaron que Hidalgo entró de último momento al proceso, justo en la fase final, sin estar considerado en la terna para atraer dicha inversión, que podría iniciar su construcción en el país en el 2014.

En el proceso, cada entidad debe de cubrir y pasar más de 300 indicadores, mismos que fija el inversionista, para descartar o elegir al estado donde se ubicará y que van desde servicios, conexiones carreteras, educación, personal capacitado e incentivos, entre otros.

BMW demanda un espacio de tierra de 300 hectáreas para construir su primera planta en México; en Guanajuato, las autoridades estatales al frente de la negociación están ofreciendo al municipio de León para su instalación; la armadora a además demanda un apoyo en infraestructura por más de 3,000 millones de pesos, cuota que el estado no puede cubrir, por lo que requiere del apoyo del gobierno federal, confirmaron funcionarios guanajuatenses.

Esta cifra incluso rebasa la deuda pública del estado, se contrajo en el 2012, para cumplir los compromisos con las armadoras y proveedoras que están llegando a la entidad y que ascendían a los 2,000 millones de pesos.

Por primera vez, en septiembre, Guanajuato hizo público que buscaba atraer la sexta armadora. Actualmente, ya están instaladas y operan General Motors, Volks­wagen y Hino Motors; mientras que en el 2014 arrancan oficialmente Honda y Mazda.

Se confirmó que en el caso de estas dos armadoras japonesas, sí recibieron apoyos, pero no rebasan esa cantidad. Para Honda, el estado destinó 620 millones de pesos para la construcción de los accesos principal y secundario; vialidades y puentes vehiculares; además, el gobierno federal trabaja en el libramiento ferroviario en Celaya y la modernización de las carreteras que colindan con la armadora.

En el caso de Mazda, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes realiza las obras de acceso; el estado sólo cubre la capacitación del personal.

Ante este panorama, los funcionarios de primer nivel que fueron consultados reconocieron que es imposible que Guanajuato cubra solo con las demandas de la armadora, sin el apoyo federal.

En el 2013, estaba programado que BMW decidiera la entidad para establecerse; sin embargo, será hasta el primer bimestre del 2014 que lo haga, pero confían en que la decisión que tome sea imparcial, pese a que entró Hidalgo de último momento y que no cuenta con las mismas ventajas competitivas que las entidades que han realizado todo el proceso en la terna para atraer la inversión.

LA CIFRA

$3,000 millones demanda la armadora alemana para infraestructura y 300 hectáreas de tierra.

300 indicadores deben de cumplir y cubrir las entidades que pretenden albergar a la automotriz.