Clusterización, clave para la industria

La clusterización ha funcionado como una estrategia para definir la vocación industrial que tiene el estado. Actualmente, la entidad queretana cuenta con cinco clústeres: automotriz, aeroespacial, salud, tecnologías de información y nanotecnología.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) del estado, Marco del Prete Tercero, a partir de la instalación de los clústeres, las empresas han logrado posicionarse, y se observan mayores áreas de oportunidad de crecimiento para los sectores.

Detalló que el clúster automotriz cuenta con 33 socios, seis instituciones educativas y emplea a 41,500 personas. Se estima que en este año se sumen 300 empresas a este clúster.

El clúster de la salud es el más pequeño, con dos establecimientos de atención médica y siete universidades, pero, según Marco del Prete Tercero, esperan involucrar a industrias farmacéuticas que están establecidas en el estado para poder dar herramientas de competitividad a las empresas del sector.

El clúster aeroespacial cuenta con 36 socios, seis instituciones educativas y genera 8,000 empleos. Indicó que hay una gran oportunidad de formar más empresas clave para el desarrollo de este sector.

En tanto, el clúster de nanotecnología alberga 24 empresas y genera 22,000 empleos, además de que se apoya en cinco instituciones educativas.

Otro de los clústeres establecidos en la entidad es el de tecnologías de información y se conforma con 108 socios, 11 instituciones educativas y en este año se inaugurará la sede de dicho clúster, que contará con la participación de la mayoría de las empresas industriales.
Querétaro integrará clúster de plástico

Marco del Prete indicó que el estado tendrá el clúster del plástico, pues este sector genera 12.8 % del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero y 26.7% del PIB del estado.

“Este sector es el tercero más importante de la industria manufacturera que se genera en el estado de Querétaro”, mencionó.

Agregó que en el estado se trabaja, además, con diversas empresas de la industria electrodoméstica que requieren del plástico para su proceso y que, por ello, se ve con más posibilidades de poder desarrollarse dicho clúster.

 

El Economista