Automotriz detona leasing entre proveedores

Desde hace tres años, el traslado de mercancías a través del ferrocarril es una opción saturada. De ahí que muchos de los clientes industriales optarán por mover sus cargamentos por carretera: “El boom está por empezar”, señala Ricardo Díaz, director de mercadotecnia de TIP México.

Las plantas automotrices que están construyéndose actualmente en México –Nissan, Audi, Mazda y Honda– funcionarán plenamente en 2016 y principios de 2017 y ahí es cuando habrá oportunidades logísticas en toda la cadena de suministro. En este sentido TIP (arrendamiento de todo tipo de vehículos) atiende a los proveedores Tier2 y Tier3, constituidos especialmente por pequeñas y medianas empresas (Pymes).

La industria automotriz está entre sus principales clientes (alrdedor del 35% de sus contratos está con empresas de esta rama) y también proveedores, dado que esta compañía, con 12,500 remolques y 2,500 vehículos prácticamente tiene unidades de todas las marcas que se fabrican o venden en el país.

Si bien sus oficinas están en el centro y el norte de la República, su mapa de clientes está “atomizado en todo el país”, reconoce el directivo y señala que luego de los campos industriales, el de la construcción y el de retail son dos sectores donde también encuentra, continuamente, oportunidades de negocio.

La perspectiva en el incremento del negocio es tan halagüeña en el país, prosigue, que de hecho la empresa de leasing (arrendamiento) y administración de flota de remolques, camiones, tractos y automóviles invertirá 450 mdd en los próximos tres años.