Audi le cambia el chip a la industria de Tlaxcala

Tlaxcala, Baja California y Querétaro fueron las entidades donde más creció la industria durante el año pasado, impulsada principalmente por el sector manufacturero y de construcción.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el top cinco de los estados que mostraron los mayores incrementos en su actividad industrial está conformado por Tlaxcala, con 12.2%; Baja California y Querétaro, con 9.4%, cada una; muy de cerca, Guanajuato, con 9.3%, y Zacatecas, con un alza de 7.3 por ciento.

La actividad industrial se compone de los sectores de manufactura, construcción, minería y distribución de energía eléctrica y agua, y, durante el 2015, a nivel nacional registró un aumento de apenas 1 por ciento.
El fenómeno tlaxcalteca

Para el caso de Tlaxcala, el mayor incremento lo registró en el sector de la construcción, con 45.2%; seguido de la minería, con un alza de 38.4%, y por último, manufacturas y energía, que subieron 8.3 y 4.6%, respectivamente.

La llegada de Audi atrajo a muchas autoparteras a Tlaxcala, por lo que la construcción de plantas ha dado gran impulso a las obras.

Sólo por mencionar un ejemplo, en los últimos tres años se han instalado 16 autoparteras y construido cuatro parques industriales en la entidad.

“Se ha hecho mucha labor de promoción en el estado y de manera internacional se ha trabajado también con ProMéxico. Antes de esto, nadie nos conocía, pero con esta labor intensa de promoción hemos podido llegar a diversos inversionistas, y del 2011 a la fecha llevamos poco más de 50 empresas que se han instalado”, comentó Leisly Rivera, directora de Industria de la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico de Tlaxcala.

Si bien a la entidad han llegado tanto empresas nacionales como internacionales, son las extranjeras las que dominan, detalló Rivera.

La funcionaria refirió que el estado le ha apostado mucho a la innovación, con programas como Estímulos a la Innovación, que en el 2016 (entre la bolsa estatal y la nacional) otorgará a las empresas poco más de 80 millones de pesos.

BC, una industria que no para

Baja California mostró la mayor alza en el sector de la minería, con 28.6%; seguido de la construcción, con 13.6%, y manufacturas y energía, con avances de 9.3 y 1.7%, respectivamente.

Durante el 2014, el desempeño de la actividad industrial fue de apenas 0.4%, en tanto que en el 2015 logró tener un incremento de 9.4 por ciento.

“Las principales industrias que impulsaron el crecimiento de las manufacturas fueron la de equipo de transporte y la alimentaria (…) Acorde al dinamismo económico de la entidad, la generación de empleos formales creció 6.8%, en el 2015, contra 4.3% del nacional”, destacó Banamex en su reporte Indicadores Regionales de Actividad Económica 2016.

Por ejemplo, en el 2015, la armadora Toyota incrementó 40% la producción de su modelo Tacoma, que realiza en su planta de la entidad. Además, de acuerdo con el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, Carlo Bonfante Olache, la entidad fortaleció su sector energético “mediante un proyecto de autoabastecimiento inicial, así como reforzamos la parte de importación de energía”.

Este plan energético les ha funcionado muy bien para la industria.

“A la fecha, ya muchísimas empresas están gozando de un ahorro sustancial de energía y eso les permite regresarle la competitividad a la industria manufacturera”, añadió.
Diamante del Bajío

Para el caso de Querétaro, los sectores con mejor desempeño fueron construcción y manufacturas, con un incremento en el 2015, de 11.3 y 9.4%, cada una.

“(Las manufacturas tuvieron) un repunte en la producción de equipo de transporte, maquinaria y equipo, industria química y alimentaria, principalmente”, indicó Banamex en su reporte.

De acuerdo con ProMéxico, Querétaro es una de las entidades con mayor desarrollo en el sector aeroespacial. Durante el 2015, recibió 45% de la Inversión Extranjera Directa (IED) del sector aeroespacial a nivel nacional, según la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) del estado.
De reversa

Por el contrario, la caída de 50% que registró en el 2015 el precio del petróleo afectó a aquellas entidades ligadas al sector.

Entre los cinco estados con mayores caídas, se encuentran Chiapas, con 11.3%; Guerrero, con 9.3%, Campeche, con 8.6%; Michoacán, con 4.5% y Veracruz, con un descenso en su actividad industrial de 4.4 por ciento.

Chiapas, Veracruz y Campeche son entidades que dependen mucho de la actividad petrolera, dentro de la industria de la energía. José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, indicó que los resultados de la actividad industrial obedecen a la caída de la cotización del crudo.

 

El Economista