Analiza Bombardier establecer dos centros 
de tecnología en México

Bombardier analiza la posibilidad de establecer un centro de software para trenes y otro de ingeniería y diseño para la industria aeronáutica en México, anunció Carlos Represas, presidente para América Latina de esa compañía canadiense.

“México ofrece condiciones excelentes para atraer alta tecnología”, afirmó, y llegó a decir que esta ventaja es mayor frente “a cualquier otro país emergente o BRIC”.

Destacó que los tipos de software que se fabricarían son complejos, porque con ellos se controlan las señalizaciones y los movimientos de los trenes.

El empresario opinó que independientemente de si México gana uno o ambos proyectos, el hecho mismo de que sea un candidato (no hay ningún otro país en desarrollo) es una muestra de la confianza que la empresa le tiene.

Desde 1992, Bombardier ha invertido alrededor de 200 millones de dólares en una planta de trenes en Ciudad Sahagún, Hidalgo, donde cuenta con 2,500 empleados, fabrica una y media locomotoras cada día y exporta 90% de su producción.

La compañía ha manifestado que tiene interés en los proyectos de líneas urbanas, como las de México-Querétaro, México-Toluca, el Tren Transpeninsular entre Mérida y el Puerto Venado, en Quintana Roo, la Línea 3 del Metro de Guadalajara y la Línea 3 del Metro de Monterrey.

Ya se ha convertido en el proveedor más importante de equipo de transporte ferroviario de pasajeros en el mercado mexicano, con casi 70% del material rodante.

A su vez, Bombardier ha invertido 500 millones de dólares en la industria aeronáutica en México, donde inició operaciones en este sector en el 2006 y ahora cuenta con cinco plantas, en las que producen fuselajes, arneses eléctricos y otras piezas y componentes. Su nueva fabricación será el fuselaje trasero de sus aeronaves de negocios Global 7000 y Global 8000 en Querétaro.

 

El Economista